martes, 17 de abril de 2012

Señores y señoras piensen con la cabeza, dejen de hacer estupideces y de joder al vecino.

"La cocina de Paqui", "El Sibarita de Alcorcón", "Ciencia en mi cocina", "Una loca aburrida que critica todo lo que prueba", "Ex-presidente del club de tenis de Fuengirola que ahora ha descubierto que puede sacarle partido a su paladar"... estos son algunos de los nombres de blogs, facebooks o personas inventados (aunque con alguna leve referencia a la realidad) que nos comen el cerebro diariamente. Seres del mundo, la cocina es un arte, y hay que estudiar mucho y trabajar aun más para ser capaz, si quiera, de opinar.

Se permite que sobre cocina pueda hablar cualquiera y yo ya estoy harta. Me parece perfecto que lo tengáis como hobbie, pero no oséis compararos con maestros de la profesión y, mucho menos, hagáis la bestialidad de opinar sobre su obra. Porque no entendéis nada, no sabéis nada. Yo no hago un blog de política, ni de fútbol, ni de buenas (o malas) nuevas, así que: zapatero, a tus zapatos.

Y es que habéis creado toda una red. Sois como piojos que no paran de salir. Todos tenemos aficiones, pero no os podéis creer a la altura de profesionales que nos hemos reventado los pies, la espalda, las manos y la mente por nuestro oficio. Cocinad, eso es precioso, pero no juguéis con nuestra vida. Para nosotros es mucho más que un trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada